Sacha Lodge: el llamado de la selva

-

- Publicidad -

Las palabras no bastan. Esta es tierra de maravillas: la Alta Amazonía a lo largo del río Napo hacen que el mundo alrededor parezca pequeño. Estas son las selvas amazónicas más accesibles de la región, y no hay nada que se les parezca: un espectáculo que podrás disfrutar en un fabuloso puente de dosel, el único del país, en una extensa red de senderos que atraviesan selva virgen o la hermosa ubicación del Lodge en sí, al pie de un cristalino lago. Muchas experiencias de naturaleza esperan, al igual que muchas aves. Esta es tierra de la Garcilla Cebra, el Hoatzin, el Pájaro Paraguas, la Tangara Paraíso y la mítica Águila Arpía…

Arnold Ammeter, conocido por todos como “Benny”, salió a explorar el mundo cuando llegó al Ecuador por primera vez. Su sed de descubrimiento no tardó en cambiarle la vida. Trabajaba, nada más ni nada menos, como distribuidor de Coca Cola en los rincones más aislados de Amazonia, y se enamoró de la región verde y exuberante, donde decidió fundar una pequeña operación turística (hoy la conocida Casa del Suizo) en Puerto Ahuano. Luego, su infatigable curiosidad lo llevó más adentro aún, río abajo, hasta la silenciosa laguna de Pilchicocha, donde concebiría un proyecto mucho más ambicioso: Sacha Lodge.

Sacha es selva. Selva interminable. Y Pilcacocha tan solo un pequeño refugio entre la insondable naturaleza… un ínfimo punto aparte de un sin fin de verdes. Refulgen, en la calidad cristalina de sus aguas, todos los sonidos y colores que rodean la paz de su remoto entorno. Parado en el muelle de Sacha Lodge, uno puede imaginarse a Benny, en trance frente a la magnitud, mientras se cuajaba la idea en su mente de que éste era el lugar preciso para crear una experiencia inolvidable para viajeros de todo el mundo, en las inmediaciones de la selva tropical amazónica. Lo que quizás no podía imaginar aún eran los niveles de comodidad que lograría la operación en sí. Sacha Lodge es un verdadero “paseo por la selva”, un tiempo para olvidarlo todo, para descansar frente a una de las realidades naturales más intimidantes que haya conocido el ser humano. Claro, todo eso ya es parte del lejano pasado, pues Sacha Lodge es prueba clara de que no existen razones para penetrar las entrañas de Amazonia con reparo.

Excelentes guías naturalistas, muchos especializados en aves, escoltan a los visitantes a través de su amplia red de senderos, con oportunidades adicionales de explorar islas ribereñas, saladeros de loros y guacamayos y los esteros aledaños a la laguna. Su “camino de dosel” es un entablado 275 metros de largo, ¡construido a 30 metros del suelo!, y el lugar cuenta con uno de los mariposarios más grandes del país. Casi 600 especies de aves habitan este santuario de la naturaleza. Salidas de día y de noche en selva virgen, visitas a comunidades locales, descubrimientos únicos escoltados de alas y hermosos cantos hacen que los días pasen demasiado rápido. Muchos, como Benny, sentirán que esto podría bien ser un lugar para quedarse.

Contacto
Toll Free US/Canada: 1-800-706-2215
Ecuador: +593-2256 6090
info@sachalodge.com
www.sachalodge.com

Artículos Relacionados

Artículos Recientes

¡Qué viva Kimsakucha!

¿Cómo contrarrestar ...

La Montaña

El hombre, el pequeñ...

Intercambio milenario

Hace cincuenta años,...

Parapente sobre Yahuarcocha

La vida de la ciudad...

Rayuela Resto Bar

Rayuela, como el icó...

También podría interesarte
Recomendado para ti

Ñan MagazineLee Ñan 41 gratis

No pierdas la oportunidad de explorar Ecuador en este nuevo ejemplar totalmente gratuito.