Nuevas especies cada día

-

- Publicidad -spot_img

Cientos de nuevas especies se descubren cada año. A grosso modo, una especie nueva cada día. La cantidad de especies nuevas que encontramos en Ecuador es particularmente abrumadora. Y no son sólo especies que se analizan en microscopios. Hablamos de serpientes, colibríes, ranas, mamíferos como el olinguito o especies que ya son emblemáticas, como la Iguana Rosada de Galápagos.

Son descubrimientos recientes, como la orquídea más pequeña del mundo, descrita por primera vez por el experto en orquídeas Lou Jost (que de paso ya ha descubierto más de 60 especies en los últimos años). Y si de tamaño estamos hablando, hay nuevos árboles cada año, incluyendo una frondosa magnolia que se identificó en 2019. Uno pensaría que formas de vida tan grandes serían fáciles de categorizar, pero la realidad es que no hay suficientes científicos para descubrirlo todo al ritmo que se precisa; es decir, antes de que empiecen a desaparecer.

Nueva rana Hyloscirtus (descubierta por: Darwin Recalde).

Sólo el año pasado se descubrieron 24 especies nuevas de ranas. Imaginemos la cantidad de insectos (peor aún microorganismos) que ignoramos y que, mientras escribo estas palabras, estamos perdiendo a medida que se talan más y más hectáreas de nuestros bosques.

Antes de saber que existen

Estamos perdiendo especies a una velocidad sin precedentes. En lo que va del año, se cree que más de cuarenta consideradas en estado crítico de conservación podrían ya estar extintas. Eso no incluye las que no existen más en estado natural, sino sólo en cautiverio.

La lista de especies amenazadas en estado crítico supera las 16 000 según datos de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN). Pero el grado de deforestación y destrucción de hábitats en el mundo es tan alto que en menos de diez años se confirmaría la tendencia de aquel número escalofriante. Asimismo, además ocultaría el número verdadero de especies en peligro de desaparecer. Como hemos dicho, nuestros científicos no podrían igualarse. Si bien descubren especies a un ritmo asombrosamente rápido, siempre será menos rápido que el ritmo de su extinción. Estos datos son, de por sí, ilusorios. El ser humano sabe muy poco aún de lo que verdaderamente existe en el mundo natural. Se piensa que falta por describir 86% de las especies existentes. Como dijo alguien alguna vez, “conocemos más de las estrellas en el universo que de lo que hay aquí en nuestro propio planeta”.

Teagueia alyssana (descubierta por Lou Jost)

Artículos Relacionados

- Publicidad -

Artículos Recientes

- Publicidad -

También podría interesarte
Recomendado para ti