Hotel Carlota: La cara bonita de Quito

-

- Publicidad -spot_img

Dulce, trabajadora y una excelente comerciante. Así es como Renato Solines describe a su abuela Carlota, dueña de la casa donde hoy funciona el hotel que levantó en su honor, la casa donde hijos y nietos pasaron la infancia.

Renato Solines, junto a su esposa Verónica Reed —arquitecta— decidieron convertir la casa de la abuela en un hotel: un lugar que preserve la calidez de antaño y la hospitalidad de familia donde se entreteja diseño innovador y una visión sustentable.

Cada una de las doce habitaciones llevan el nombre común de un pájaro emblemático de la ciudad (el Azafrán, el Esmeralda, el Brujo, la Golondrina y el Carpintero) y su decoración está relacionada con los colores de cada ave.

Para ver la galería, haga click en la imagen.

Pero Carlota no solo es un lugar estéticamente hermoso; también es una propuesta responsable para proteger el medio ambiente.

Treinta por ciento de su energía se produce a través de paneles solares y genera una reserva de tres horas en caso de un apagón. El agua de las duchas se reutiliza en los retretes, reduciendo su consumo en un 50%. Los productos de aseo personal son biodegradables; se usan focos LED; y un alto porcentaje de los materiales con los que se restoró la construcción son reciclados.

Si a esto se le suma la vista de su Roof Top, su servicio de cocina, la excelente carta de licores y los grandes ventanales que inundan el lugar, Carlota se convierte en el lugar ideal para conocer la cara más cariñosa, responsable y encantadora de Quito.

Contacto

Benalcázar N6-26 y Mejía.

(+593 2) 380-1410

reservas@carlota.ec

www.carlota.ec

@hotelcarlotaquito

Para ver la galería, haga click en la imagen.

Artículos Relacionados

- Publicidad -

Artículos Recientes

- Publicidad -

También podría interesarte
Recomendado para ti

Ñan MagazineLee Ñan 41 gratis

No pierdas la oportunidad de explorar Ecuador en este nuevo ejemplar totalmente gratuito.