Sweet Home Rocafuerte

-

- Publicidad -spot_img

The locally famous dulces de Rocafuerte (Rocafuerte candies) come from kitchens all over this peaceful town, also known for the rice-producing valley it sits in. We discover an entire candy emporium at Los Almendros. Behind the display counters, a small door leads to an artisanal workshop of women. Milk, eggs, flour, fruit and dulce de leche become jewels filling large trays,  which are brought out to the storefront; every day everything goes. Production must be increased when people from the Andes (serranos) are on vacation, as they lap up these delicacies.

Esas mujeres aprendieron de sus madres y sus madres de alguien más. Al interior de las casas de Rocafuerte, la tradición es inculcada desde la niñez. Hay algunas explicaciones de esta tradición repostera. Una indica que una señora llamada Camila Rivadeneira recibió de sus padres un libro en francés con muchas recetas de dulces y empezó a hacerlos. Con el tiempo la mayoría de personas en el pueblo aprendió. Otra dice que la gente empezó a aprender cuando las madres franciscanas y mercedarias llegaron al pueblo y los elaboraban.

Women are all mixing, melting, kneading and making hundreds of candies of all colors and shapes; hands never stop moving.

No podemos saber de dónde vinieron las recetas, pero sí sabemos que no se puede pasar por Rocafuerte sin probar estos dulces, huevo moyo, cocadas, alfajores, yoyos, conitos, ‘prestiños’ y más variedades; y, de paso, ver un poquito más de cerca estas pequeñas fábricas donde unas cuantas manos elaboran miles de dulces cada día.

Artículos Relacionados

- Publicidad -

Artículos Recientes

- Publicidad -

También podría interesarte
Recomendado para ti