De Lloa a Mindo: detrás del volcán

-

- Publicidad -spot_img

El sendero entre Lloa y Mindo empieza a pocos metros del volcán activo Guagua Pichincha (a 4.000 msnm) y desciende al corazón mismo del siempre verde bosque subtropical (1.200 msnm) … Sin duda, orillar el filo mismo del volcán es una experiencia única, donde se observan todavía vestigios de erupciones anteriores surcando un paisaje surreal y extraordinario. Las faldas del Pichincha cubren un sorprendente rango de ecosistemas, de páramos, bosques nublados y subtropicales, a los trópicos de la costa del Pacífico.

La alta montaña y sus vistas sobrecogedoras dan paso a ríos y un bosque cada vez más prominen­te, cruzando puentes y tarabitas improvisadas, cascadas, cuencas y caminos repletos de todo tipo de plantas; éstas van cambiando con­forme avanzamos, todo volviéndose exuberante, verde, muy verde, con gran variedad de exóticas orquídeas y bromelias. Asoman mariposas, aves de toda gama y si ponemos atención… y con mucha suerte… el rey de estos territorios, el Oso de Anteojos. La aventura dura 2 días para llegar a los albores de la reserva Mindo-Nambillo.

Artículos Relacionados

- Publicidad -

Artículos Recientes

- Publicidad -

También podría interesarte
Recomendado para ti

Ñan MagazineLee Ñan 41 gratis

No pierdas la oportunidad de explorar Ecuador en este nuevo ejemplar totalmente gratuito.