Cyril, un cuento dulce y achocolatado

-

- Publicidad -spot_img

Elevando sus cejas, los consumidores se quedan sorprendidos leyendo el detalle de los ingredientes que oculta cada nombre de pastas, helados, chocolates, viendo los múltiples detalles que forman parte de cada preparación. Los acabados son precisos, finos, elegantes. Incluso, podemos ver que algunos productos son cubiertos con papel de oro de 22 quilates comestible. Es parte de la ideología propia y determinada del chef Cyril Prud-homme: “lo que me interesa es algo que aprendí trabajando con Pierre Hermé: somos vendedores de sabores y no de arte. ¡En esta frase se encierra la filosofía que se encuentra en todo el arte de la gastronomía dulce! Es parte de una filosofía”.

Una gran variedad de “petits gâteaux” (pastas) y “entremets” (tortas), galletas con sabores variados, y helados compuestos de mezclas de sabores naturales que recuerdan los más reconocidos perfumes. Además una gran variedad de panes clásicos y originales, mermeladas artesanales elaboradas “a la antigua” según el método parisino de su abuelita —y esto sin contar la gran oferta de chocolates, bombones, trufas, bocados, figuras (que varían según la época del año), esculturas talladas…— hasta la última y sorprendente creación, “la salchicha de chocolate”, rellena de un praliné de avellanas y avellanas tostadas.

Cyril Boutique funciona como la moda de alta costura, con dos colecciones al año, primavera-verano y otoño-invierno. Saliendo de su colección otoño-invierno 2012/2013 “Émotion Chocolatée”, el Chef Cyril presenta —del 25 de enero al 25 de febrero 2013 —su nueva colección primavera-verano 2013 que lleva el título “Tout Paris”. Después de las creaciones modernas como Mr. Spock, Diversión, Azteca… Cyril nos lleva al corazón de la ciudad de París con los postres más clásicos y típicos de Francia. Los quiteños podrán descubrir entre otras recetas, el tradicional Fraisier, Éclair café, Savarin, Crème Caramel, el Saint Honoré… Torres Eiffel en chocolate y muchas otras sorpresas. Ningún detalle será puesto de lado, hasta la música “electro-pop” deja espacio a composiciones de la música francesa parisina clásica de los años 1950 y 1960. Cyril ofrece un homenaje a “su” cuidad, su Paris natal, donde la magia, el glamour y el amor están presentes y acompañan los sabores y texturas de la nueva colección.

Cyril ha vivido toda su vida como parisino obsesionado por los postres y los chocolates: “He estado aquí siete años, y por supuesto echo de menos a Francia. Siempre hay cosas a las cuales uno tiene que acostumbrarse…. Por ejemplo, la gente todavía no reconoce el verdadero sabor de sus propios ingredientes. El chocolate es el mejor ejemplo, a algunos les sabe raro… todavía creen que debe tener gusto a Nesquick! Se han acostumbrado a dulces prefabricados llenos de azúcar y aditivos… Es bueno saber que puedo contribuir a exponer el verdadero sabor de los propios alimentos. Se necesita tiempo para que la gente pueda ‘volver a aprender’ a apreciar lo suyo.”

Artículos Relacionados

- Publicidad -

Artículos Recientes

- Publicidad -

También podría interesarte
Recomendado para ti

Ñan MagazineLee Ñan 41 gratis

No pierdas la oportunidad de explorar Ecuador en este nuevo ejemplar totalmente gratuito.